BARILOCHE EN EMERGENCIA

Las estadísticas de femicidios son alarmartes

Pese al avance en la legislación, las estadísticas de femicidios en el país siguen siendo alarmantes. Según el Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, de la ONG La Casa del Encuentro, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016, se registró un promedio de un femicidio cada 30 horas en Argentina.

Asimismo, las cifras de violencia de género a nivel provincial nos ubican un 33% por encima que la media del país. Al respecto, los datos duros reflejan 13 femicidios entre 2013 y 2016, ocupando el 5° lugar en la taza de femicidios a nivel nacional. Hay 5465 causas por violencia familiar registradas en el Poder Judicial (período junio 2015 a junio 2016, oficina de la Mujer del Poder Judicial), sin contar con la innumerable cantidad de situaciones de violencia que no se denuncian, ya sea por temor, vergüenza, desconocimiento o incertidumbre en relación a implicancias posteriores, o por no contarse con los recursos para facilitar e implementar estos pedidos de ayuda.

En la misma línea, a nivel local la cantidad de denuncias sigue en aumento. La línea de atención a mujeres víctimas de violencia de género (102), recibió 1709 llamados en el período comprendido entre el 1 de julio de 2014 y el 1 de noviembre de 2015. Asimismo, entre el 1 de agosto y hasta el 31 de octubre de 2016, se registraron 251 llamadas, lo que implica un promedio de 84 llamadas diarias entre las cuales se expresan distintos tipos y niveles de violencia hasta las situaciones críticas que requieren intervención inmediata.

A raíz del escenario local, en 2012 el Concejo Deliberante declaró la “Emergencia Municipal en Violencia Contra las Mujeres”, que plantea la necesidad de un Estado que intervenga activamente en la prevención, asistencia y contención de la víctimas con el objetivo de reforzar y complementar los dispositivos vigentes y articular políticas públicas en ese sentido.

En 2016, Bariloche fue escenario de tres femicidios en una semana. Los dispositivos existentes presentan, además, una constante y persistente demanda, por lo que el Concejo Municipal prorrogó la emergencia hasta el 31 de diciembre de 2018, en una ciudad donde la lucha contra la violencia de género está sostenida por un enorme colectivo de mujeres que impulsa de manera permanente el debate y la visibilización.