CÍRCULO DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Una pareja violenta no es, necesariamente, agresiva todo el tiempo, pero sí registra secuencias repetitivas que lo hacen crónico.

El “círculo de la violencia”, que tiene tres fases:

  1. Acumulación de tensión: celos, hostigamiento, humillaciones verbales y peleas permanentes.
  2. Explosión: el maltratador comete ataques psicológicos, físicos y/o sexuales. Y busca que sientas que sos la responsable de la agresión.
  3. Reconciliación: fase también llamada “luna de miel”, donde el maltratador se muestra arrepentido, amable y cariñoso. Promete que no volverá a repetirse y hasta puede pedirte que lo ayudes a cambiar. Pero ésta es sólo una fase de un ciclo que vuelve a iniciarse y que si no se interrumpe a tiempo puede poner en riesgo tu vida.

En ocasiones, las víctimas también padecen violencia económica. Y esa dependencia financiera las condiciona para terminar con la relación tóxica. Es importante que lo hables con tus personas de confianza, y que acudas a la Línea 102 para asesorarte y conocer cómo romper cuanto antes ese círculo.

Actividad

Canción para reflexionar sobre la violencia contra las mujeres

“Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”.

Eduardo Galeano

“Nunca más a mi lado” de No Te Va Gustar

La golpeo, puso un fierro en su pecho,
Mato la esperanza de un hecho,
Invento un futuro deshecho
Salió así su bravura cobarde infernal
Tristemente aceptada, normal
Hizo de eso un defecto género movimiento
Violento en su ser
Nunca más pudo ella volver
Fue el silencio en esencia
El valor y el amor, los dos juntos pudieron ganar
Chau adiós agresor
Y voló, siempre al viento le toca un adiós
Hay tormentas que quedan, que están
En la arena no vive
Pero puso su amor a la vida, a ella misma, al dolor
El problema tiene solución
Es que a gritos lo pide
El valor y el amor, los dos juntos pudieron ganar
Chau adiós agresor
Puso un fierro en su pecho,
Mato la esperanza de un hecho,
Invento un futuro deshecho