Relaciones libres de violencia

Cuando se habla de violencia de género automáticamente pensamos en agresiones físicas, amenazas y femicidios. Relaciones violentas pueden darse tanto en vínculos heterosexuales como del colectivo de la diversidad sexual. Pero estas situaciones violentas son posteriores a actitudes que suelen minimizarse o justificarse en las relaciones afectivas, y que son un llamado de atención que debemos atender para evitar relaciones tóxicas.

Es indispensable identificar a tiempo estas “alertas”, conversar de la situación con amigos, amigas y/o familiares. También podemos asesorarte, en forma anónima y las 24 hs, en la Línea 102.

 

Actividad 1

Respondiendo estas preguntas, podrás reflexionar sobre tu relación. Nunca te olvides que el amor no duele. Y que los celos no son una demostración de amor, sino de abuso de poder.

Preguntas para detectar relaciones violentas

  • ¿Quiere controlar todo lo que hacés, te exige explicaciones y que no tengas secretos?.
  • ¿Controla dónde estás y con quién. Además de estar pendiente del tiempo y horario de regreso?.
  • ¿Te mensajea, llama o pide que envíes fotografías para comprobar el lugar en el que estás?
  • ¿Critica tu forma de vestir por considerarla “provocativa”?
  • ¿Quiere conocer a todos tus amigos, desconfía de ellos, los critica y te cuestiona que los veas?
  • ¿Te exige pruebas de amor con las que no estás de acuerdo o preparada?
  • ¿Te revisa el celular?
  • ¿Controla tus contactos y comportamiento en redes sociales?
  • ¿Te pone trampas para ver si mentís o lo engañás?
  • ¿Te acusa injustamente de coquetear con otros/as?
  • ¿Te da órdenes o impone reglas?
  • ¿Te culpa de todas las discusiones y peleas?
  • ¿Te humilla comparándote con otras personas, poniéndote apodos o señalándote aspectos físicos o intelectuales?
  • ¿Te menosprecia o trata como una nena?
  • ¿Te prohíbe hacer cosas que te gustan?
  • ¿Cuando le realizás un planteo dice que tus amigas/os te llenan la cabeza?
  • ¿Amenaza con dejarte si no hacés lo que quiere?
  • ¿Amenaza con ejercer violencia en su contra, la tuya o tus seres queridos si lo dejás?
  • ¿Se ofende rápido y reacciona por motivos menores?
  • ¿Se irrita y tiene estallidos de violencia?
  • ¿Es simpático con todos, pero a vos te trata con crueldad?
  • ¿No presta atención a tus opiniones o las juzga desde un pedestal haciéndote sentir que sabe más?
  • ¿Decide sin consultarte cuestiones de la pareja?
  • ¿Pone en duda tu amor si no accedés a relaciones sexuales?
  • ¿Te reprocha incluso por tus parejas anteriores?
  • ¿Se muestra sobreprotector y afirma saber qué es lo mejor para vos?
  • ¿Te agravia o utiliza constantemente palabras vulgares o violentas?
  • ¿Es desconsiderado y violento en las relaciones sexuales? ¿Impone su voluntad sin considerar tus gustos o necesidades?
  • ¿Aunque sea una vez, te pegó, empujó, torció el brazo, apretó el cuello o tomó fuertemente del cabello?

 

Actividad 2

Película para tratar noviazgos violentos

REVIVIENDO A OPHELIA es una película de 2010, dirigida por Bobby Roth, que puede ser un buen disparador para abordar las relaciones violentas durante la adolescencias. Elizabeth (Rebecca Williams), una joven de 17 años, parece tener la vida perfecta, aunque la verdad es que su novio Mark (Nick Thurston) abusa de ella. Cuando lo descubre su prima Kelli (Carleigh Beverly), de tan solo 16 años, ésta decide revelarlo, pero nadie la cree, porque creen que Kelli tiene envidia.